25/11/2009. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Palacio de Miraflores, Distrito Capital, Venezuela.

Visita oficial de Mahmud Ahmadineyad, presidente de la República Islámica de Irán

Periodista de VTV, Boris Castellano Lo que ustedes ven en estos momentos en sus pantallas es el arribo del presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad, al Palacio de Miraflores; en una transmisión en vivo y en directo de Venezolana de Televisión con motivo de la cuarta visita de este líder islámico a Venezuela.

En este momento pueden ver el efusivo abrazo entre ambos mandatarios, quienes ya dos veces en este año se han encontrado en territorio iraní; recordemos que el presidente Chávez estuvo en abril y setiembre visitando esa nación; y Mahmud Ahmadineyad nuevamente viene a nuestro país a reforzar unos lazos que se han venido fortaleciendo en la última década.

Recordemos también que el Presidente iraní ha estado en Bolivia y en Brasil como parte de su gira suramericana, siendo Venezuela la última escala de este periplo que ha llevado al mandatario iraní a abrir las puertas de cooperación de su nación con importantes países de la región, uno de ellos Brasil, que ha dado un espaldarazo significativo a lo que es el programa de uso pacífico de la energía nuclear por parte de esa nación islámica.

Les recordamos también que en el transcurso de la tarde del día de hoy está prevista la firma de varios documentos de cooperación entre ambas naciones, así como también la posibilidad de que ambos mandatarios ofrezcan palabras y discursos ante los numerosos medios nacionales e internacionales que, como ustedes están apreciando en las imágenes de Venezolana de Televisión, no han perdido la oportunidad de cubrir todas las incidencias de este importante encuentro que ya está comenzando con el arribo del mandatario iraní, quien el día de ayer, a las 10:10 minutos de la noche arribó a la Rampa 4 del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, y fue recibido por el canciller Nicolás Maduro.

Ahora sí ya está todo listo para que este honorable visitante reciba los honores correspondientes a su alta investidura:

Comandante de la agrupación de parada ¡Presenten arm…!

[Himno Nacional de la República Islámica de Irán. Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela]

Comandante de la agrupación de parada ¡Descansen arm…! ¡A discre… ción!

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez ¡Agrupación a mi mando! ¡Atención! ¡Firm…! ¡Al hombro arm…!

Venezuela toda, nuestros soldados todos, nuestro pueblo todo; bajo este sol brillante de noviembre, con estas dos banderas desplegadas: la de Irán, la de Venezuela, banderas libres, de países libres, banderas revolucionarias, pueblo revolucionario, soldados revolucionarios; estamos aquí para darte la bienvenida a ti, hermano, Mahmud Ahmadineyad; líder, hermano, compañero, yo diría incluso gladiador de las luchas antiimperialistas, ejemplo de firmeza, de constancia, de batalla; por la libertad de su pueblo, por la grandeza de la Patria persa, de la Patria iraní.

La Patria de Bolívar te da la bienvenida a ti y a tu esposa, que te acompaña en este viaje.

Todo nuestro respeto a la gran familia iraní, a nuestro amigo y hermano el canciller Mottaki, ministros y altos funcionarios del Gobierno de Irán, empresarios de Irán, todos.

Hermano Ahmadineyad te damos la bienvenida y estamos muy felices de abrirte de nuevo la puerta de la casa, de esta casa que es tuya, que es de ustedes.

Estamos muy contentos de esta gira tuya por Suramérica, desde Brasilia, pasando por La Paz, Santa Cruz de la Sierra y Caracas; en todo este continente se levantaron los pueblos, Ahmadineyad, ya Brasil no es lo que era, Brasil era una especie de sub-imperio arrodillado al imperio yanqui hasta que llegó Lula, el compañero, impulsado por los trabajadores, las trabajadoras, los campesinos, los jóvenes, el pueblo de esa gran nación que es el Brasil.

Ni qué decir de Bolivia, era Bolivia una colonia yanqui hasta que de la tierra brotó el pueblo de Bolivia, esa nación que lleva el nombre de Bolívar y ese nuestro hermano Evo Morales valiente, corajudo, líder de todos nosotros.

Ahora llegas aquí a esta Venezuela libre, que era hasta hace muy pocos años también colonia yanqui, como lo fue Irán durante mucho tiempo.

Somos libres, sólo un continente libre como Suramérica puede ahora recibirte como te recibe.

Bienvenido hermano, estoy seguro de que el Dios de Irán es el mismo Dios de Venezuela; Cristo nuestro redentor y Mahoma el gran profeta nos iluminan el camino para derrotar la amenazas del imperio: allá y acá el mismo imperio, ¡no podrá con nosotros!, triunfará la paz, triunfará la buena fe, triunfará la esperanza de nuestros pueblos por un mundo mejor.

La Revolución Islámica y la Revolución Bolivariana: hijas de la misma historia, hijas de la misma lucha del pueblo, hijas del mismo Dios de los pueblos.

Tu llegada no hace sino fortalecer todo esto, Mahmud.

¡Que viva Irán! ¡Que viva Ahmadineyad! ¡Que viva la dignidad de los pueblos libres!

¡Bienvenido!

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad [vía traductor] Doy las gracias a Dios todopoderoso por darme otra vez la oportunidad para presentarme aquí, en la Venezuela revolucionaria, con mis hermanos revolucionarios, para estar aquí con mi hermano valiente, hermano muy bueno, muy valiente, el presidente Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, un hermano que está resistiendo como una montaña ante las presiones del imperialismo y el colonialismo, un hermano que valientemente defiende la libertad para Venezuela y para los pueblos de América Latina y por estar aquí con otros compañeros, el Canciller y otros ministros venezolanos y por estar aquí con todos los compañeros y colegas del Presidente de la República, y por estar ante ustedes, soldados y gente de la prensa y por estar aquí con el pueblo —de verdad tan querido— de Venezuela.

Hoy el pueblo venezolano y el pueblo iraní, dos hermanos, dos amigos en la trinchera de la lucha para la libertad y el antiimperialismo están resistiendo, nosotros nos sentimos aquí en nuestra casa y entre nuestros hermanos.

Con la resistencia de mi querido hermano Presidente de la República, el pueblo venezolano y el pueblo iraní hoy día se ha formado un frente que está resistiendo ante las arrogancias del imperialismo mundial, un frente que está resistiendo con mucha valentía ante los enemigos de la humanidad, ante los enemigos de los pueblos del mundo.

Hoy hay una revolución en toda América del Sur, el pueblo consciente de esta región ha empezado su marcha con mucha visión, para recuperar su dignidad y para recuperar y defender sus intereses nacionales; los pueblos han despertado en varias partes del mundo y han empezado su movimiento.

El pueblo venezolano —liderado por el queridísimo compañero Hugo Chávez— y el pueblo iraní con su liderazgo están avanzando en vanguardia de los demás pueblos, sin lugar a dudas el papel del presidente Chávez es un despertar, un despertar segundo de los pueblos latinoamericanos, es un papel admirable, un hombre grande, un gran hombre revolucionario; yo soy su hermano y su amigo y para mí es un honor, y vamos a estar juntos hasta el final.

Afortunadamente va decayendo el imperialismo y los pueblos están ganando victorias, el futuro brillante pertenece a los pueblos, el pueblo venezolano, el pueblo brasileño, el pueblo boliviano, el pueblo cubano, nicaragüense, peruano, argentino, chileno, uruguayo, paraguayo, iraní, asiático; todos los pueblos, las victorias pertenecen a los pueblos, vamos a estar juntos para siempre, con dignidad y con honor, con resistencia y con conciencia e inteligencia.

Le doy las gracias a Dios por estar aquí entre mis hermanos el día de hoy, estar aquí con un gran pueblo, un pueblo resistente y bueno.

Al final mi cálido agradecimiento a mi queridísimo presidente Hugo Chávez por la cálida recepción.

Estamos en el principio del camino para lograr las cimas, pero sabemos que el camino que está frente a nosotros es iluminante y brillante.

Todos tenemos fe en un Dios único, el camino de la salvación es el camino de los profetas de Dios, es el camino de monoteísmo; y la justicia, el camino de amor, amar al pueblo y servir al pueblo, el camino de la dignidad y vamos a recorrer ese camino con fortaleza.

¡Que viva Chávez! ¡Que viva Venezuela!

Presidente Chávez ¡Que viva!

Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad [vía traductor] ¡Y que viva Irán!

Presidente Chávez ¡Viva!

Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad ¡Viva Venezuela!

Presidente Chávez ¡Viva!

Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad ¡Viva Irán!

Presidente Chávez ¡Viva!

Asistentes ¡Viva! [aplausos].

Presidente Chávez ¡Viva Ahmadineyad!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Agrupación a mi mando: ¡Descansen arm…! ¡A discre… ción!

Allá está la prensa, quiero saludar a todos los medios de comunicación. ¡Cómo atacan a mi hermano la mayor parte de los medios de Occidente!

Hace poco vino el presidente de Israel por Suramérica y nada más ni nada menos dijo que “Chávez y Ahmadineyad desaparecerán pronto”. ¡Pero la gran prensa no dice nada! ¡Es una amenaza! Una amenaza, y sabemos el Estado de Israel lo que significa: un brazo asesino del imperio yanqui.

Te acusan a ti de guerrerista y ellos son los agresores.

Igual pasa con éste tu hermano, aquí en la hermana Colombia el imperio yanqui está instalando siete bases militares, pero ahora soy yo el guerrerista, somos nosotros la amenaza; cuando somos los amenazados.

Ahora, lo que dijo el Presidente de Israel lo tomamos así como una amenaza, una amenaza y actuaremos en consecuencia.

Ahora bien aquí se impondrá la paz. Cuando tú hablas al mismo tiempo estás orando y pidamos a ese Dios que les dé larga vida a todos. ¡Paz! ¡Felicidad a todos los pueblos de esta Tierra! Lo que va a desaparecer aquí, yo se los quiero decir, lo que va a desaparecer: el imperialismo, está desapareciendo y va a desaparecer.

Hice ayer un viaje relámpago a Cuba, pasé siete horas ayer con Fidel, revisando distintos temas, lo hacemos con bastante frecuencia; ya que tú hablaste de Cuba, me dijo Fidel que cuando tú estabas llegando aquí te vimos allá por televisión, que te recibió Nicolás: ¡llegó Ahmadineyad!

Yo salí un poco después, después me fui a hablar con Raúl hasta media noche, llegamos de madrugada, me encomendaron que te diera un abrazo y me dijo Fidel así: “Dile a Ahmadineyad que llegar a Venezuela es como llegar a Cuba, porque esta es la misma Patria”. Así que te doy la bienvenida a Cuba también. Saludos, hermano.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad [vía traductor] Voy a agregar una frase a lo que ha dicho mi hermano. Quiero explicar cuál es la diferencia entre las funciones, las gestiones del imperialismo y de los líderes que están buscando la libertad para todo el mundo. En América Latina el presidente Chávez está donando a los pueblos todo lo que es para el bienestar de los pueblos, o sea, él busca el bienestar y la tranquilidad de los pueblos. Ahora, los que dicen que son apoyadores de la paz y los derechos humanos, instalan bases militares, exportan municiones y equipos armados a la región. Quizás ellos con sus armas es que quieren generar aquí la salud y el bienestar para los pueblos, ¡esa es la diferencia, que es de la tierra hasta el cielo!

Es la diferencia entre los líderes populares, líderes muy buenos, con los líderes imperialistas y arrogantes; y la costumbre de Dios dice que los líderes que buscan la libertad y la justicia son los que vencerán.

Hoy ya no sirven el armamento o las municiones, nadie puede imponer su opinión mediante armas a los pueblos, esa es una lógica ya derrotada hace tiempo y desde ahora anuncio el fracaso de las políticas militaristas; los líderes de América Latina y del Sur no permitirán que se restituya otra vez la época del colonialismo, ellos creo que están gastando su dinero y están poniendo aquí en juego su honor ellos; estaremos juntos y con el favor de Dios la victoria será nuestra.

¡Venceremos!

Presidente Chávez ¡Amén!

Asistentes [aplausos].