08/04/2009. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Palacio del Pueblo, Beijing, China.

Reunión de trabajo de los Presidentes de la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular China

Periodista En horas de la tarde del día de hoy el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela fue recibido por su homólogo chino Hu Jintao, en el Palacio del Pueblo, esto con motivo a una reunión que se realizaría en horas de la tarde con respecto a los convenios energéticos que están impulsando ambos países. El presidente Hu Jintao, también ofreció en horas de la noche ya cuando la reunión duraría aproximadamente tres horas, una cena para darle la bienvenida al Presidente Chávez.

Pero veamos qué fue lo que sucedió en esta reunión.

Presidente de la República Popular de China, Hu Jintao Señor Presidente, usted es el viejo amigo y el gran amigo de China, durante su mandato ya ha realizado seis visitas a nuestro país, lo cual constituye una prueba palpable de la alta importancia que concede a las relaciones bilaterales y también la buena dinámica que ahora reina en el desarrollo de nuestros lazos.

Creo que su presente visita ofrece una oportunidad excepcional para que entre nosotros podamos tener un intercambio de opiniones cara a cara sobre la agenda bilateral y los temas de interés común.

Ahora me gustaría escucharlo a usted señor Presidente.

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Muchísimas gracias señor Presidente Hu Jintao, querido compañero y amigo, le doy un saludo muy, muy afectuoso, debo decirle a todos, al canciller, los ministros, que estamos muy felices nosotros de estar de nuevo en Pekín con luna llena y el plena primavera.

Pekín, así lo hemos dicho, primero es para nosotros ya como una casa, China, una casa grande, de amistad, de fraternidad, y además nadie puede dudar que el centro de gravedad del mundo se ha desplazado hacia Pekín, sobre todo en estos últimos años y en estos últimos meses dada la gran crisis mundial en la que China está jugando, y sabemos va a jugar un papel fundamental y altamente positivo para todo el mundo.

No tenemos duda, Presidente, que China es el más grande motor que hoy existe para conducir al mundo, más allá de la crisis económica del capitalismo global.

Quiero especialmente agradecer su gesto de amistad, de confianza, de afecto al abrirnos este espacio cuando apenas solicitamos esta reunión hace menos de un mes.