13/09/2010. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Palacio Federal Legislativo, Caracas, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante acto de presentación de honores del Alto Gobierno y pueblo venezolano a Guillermo García Ponce, director del diario VEA

Periodista, José Vicente Rangel Camarada Presidente, camarada presidenta de la Asamblea Nacional, demás miembros de la directiva, Servando, Tania y demás familiares de Guillermo ¿qué es eso?

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Gracias Presidente. Amigas, amigos, camaradas compañeros hoy nos reúne aquí un hombre y una leyenda. Un hombre justo en el mejor sentido de la palabra, pero sobre todo un hombre consecuente y leal dos virtudes singulares en un ser humano.

Guillermo García Ponce, reunió esa doble condición un profundo sentido de la amistad, un profundo sentido de lealtad y un profundo sentido de la consecuencia. Creo que esas características son suficientes para definir la trayectoria humana, vivencial, política e ideológica de Guillermo García Ponce, él combinó con singular acierto la condición de un hombre de acción y de un hombre de pensamiento, porcas veces se dan esas circunstancias la circunstancia para convertir en acción lo que se piensa y hacer de la acción una proyección del pensamiento. Fue militante de toda la vida, militante en los momentos más difíciles, militante del heroico Partido Comunista de Venezuela y militante fundamentalmente de la causa mana. Fue un organizador insigne fundador de la Juventud Comunista de Venezuela y al mismo tiempo fue un periodista excepcional y un escritor agudo y profundo investigador, su vida fue permanentemente un compromiso, un compromiso con los pobres, con los humildes, un compromiso para convertir la palabra en realidad y un compromiso con el pensamiento y la ideología a los cuales nunca renunció.

Guillermo García Ponce, fue jefe militar como civil de una de las hazañas más extraordinarias que se dieron en este país, marcada desde luego por errores y equivocaciones, quizás el mayor de ellos lo comentaba con Eleazar Díaz Rángel, también su compañero de lucha, haber caído en la provocación que deliberadamente le tendió Rómulo Betancourt al Movimiento Revolucionario. Pero él desde su posición supo ser consecuente con su definición en la parte que está allá de este edificio donde sesionan los diputados, lo escuché el 4 de mayo de 1962, pronunciar un histórico discurso cuando se produjo el alzamiento en Carúpano y asumió a plenitud la responsabilidad de aquel hecho porque era un hombre completo que combinaba el pensamiento con la acción, desafío al poder desde esa tribuna, corriendo todos los riesgos de manera transparente que por cierto sirve para comparar la felonía y la traición de aquellos que hicieron el golpe del 11 de abril. Mientras García Ponce con valor y coraje se comprometió con los alzados, los miserables del 11 de abril escurrieron el bulto y dejaron a quienes le siguieron totalmente embarcados ¡es lo que define las posiciones ante la vida! Definidas por el coraje y el sentido de dignidad de lo que se hace. En las luchas internas del Partido Comunista, salió del Partido Comunista pero no a engrosar la legión de traidores, no para formar parte de los tránsfugas sino para seguir creyendo en la Revolución, para ser creyendo en la lucha antiimperialista.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Fue un periodista de la misma estirpe de Fabricio Ojeda, periodistas de la verdad que asumieron la profesión con un alto sentido de responsabilidad, Fabricio cayó en la lucha y ahora Guillermo desaparece también, pero ambos dejan como un legado extraordinario, un legado que nos obliga y compromete a todos, absolutamente a todos los que creemos en un proyecto de transformación y creemos que la única salida en Venezuela es el socialismo.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Nos compromete a seguir en esa lucha.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Escribió numerosos libros, Las armas en la Guerra de la Independencia, Las armas en la Guerra Federal, Teoría política y realidad, La fuga de cuartel San Carlos, Las memorias de un general de la utopía en relación a la vida de otro gran combatiente que fue Eduardo Machado. García Ponce fue además un amigo incondicional, era un luchador duro, recio, pero al mismo tiempo tenía un corazón generoso, sabía el valor de la amistad. Aquí en esta silla de ruedas está Goitia (...).

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Su edecán identificado espiritualmente con el liderazgo de Guillermo pero más que con el liderazgo con el afecto, con la ternura que de él emanaba. Ayer en este mismo recinto acompañamos los restos de Willian Lara, Willian perteneció a otra generación pero formó parte de la misma generación de la consecuencia y de la lealtad. La leyenda que se abate sobre este recinto es lo que nos permite a nosotros mantener intacta la fe en el futuro, Guillermo estudió profundamente el desarrollo histórico del país y consignó a través de miles de editoriales, de artículos de prensa y de libros lo que conforma el pensamiento socialista y la acción para lograr el socialismo en Venezuela. En este libro que traje ex profeso para este evento, de Juan Carlos Parisca Pérez, brigada 31 la brigada 31 formaba parte del Frente Simón Bolívar que fundó Argimiro Gabaldón, él señala cómo la respuesta a la provocación del gobierno de Betancourt tuvo dos vertientes, la respuesta militar que se expresó a través de centenares de oficiales de la época que participaron activamente en alzamientos como el de Carúpano y Puerto Cabello, es decir, cómo la Fuerza Armada Nacional en aquella etapa difícil, aquella etapa pentagonal caracterizada por la manera como instrumentaba la doctrina de seguridad a las Fuerzas Armadas de la región y cómo la oficialidad estudiaba en la Escuela de las América cumpliéndose así un ciclo educativo que alteraba totalmente la concepción nacional de la Fuerza Armada, esa oficialidad en aquella etapa jugó un papel determinante cuyos resultados no se vieron en aquel momento y la otra vertiente fue el movimiento guerrillero, al cual se refiere el libro de Parisca, pues bien, García Ponce pronosticaba que tarde o temprano se produciría la confluencia de esas dos vertientes y justamente es lo que ocurre en 1998 cuando todo el legado que emanaba de la conformación de esas fuerzas en el seno de la sociedad tanto en la institución armada como el campo civil, se expresa a través de la candidatura del Presidente Hugo Chávez.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Esa confluencia...

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel ...Es lo que da una absoluta legitimidad a la experiencia histórica de la Revolución Bolivariana que apunta a la transición al socialismo. Una absoluta legitimidad proveniente de un hecho armado que contó con amplísimo respaldo nacional, que se produce en el seno de la Fuerza Armada y que se reproduce también en el campo civil y que finalmente desemboca en una victoria electoral del pueblo, no se triunfó por la vía armada como tampoco se logró el cuatro de febrero pero ahí estaban las raíces, estaba sembrada la semilla que habría de producir este fenómeno extraordinario que caracteriza el proceso revolucionario que estamos viviendo.

Por eso se equivocan aquellos que creen que este proceso es algo totalmente accidental en la historia venezolana, se equivocan quienes piensan que a través de la violencia pueden acabar con este proceso.

En las últimas horas, yo he podido ver la miseria de quienes nos adversan a través de los twitter. Todos expresan el vómito negro de sus conciencias, jubilosas por la muerte de personas como Willian Lara o Guillermo García Ponce, e incluso alertan que es lo que va a ocurrir de triunfar el 26 de este mes, pues no triunfarán, están condenados al fracaso, están condenados al fracaso.

Asistentes [aplausos]. ¡No volverán! ¡No volverán!

Periodista, José Vicente Rangel Porque en este país, en este país no se impondrá la muerte sino la vida, porque en este país no se impondrá la dictadura sino la democracia, porque en este país no sobrevivirá el capitalismo, sino el socialismo.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Porque tenemos, tenemos motivos suficientes para estar plenamente conscientes de que es imposible retornar al pasado, el pasado no volverá en Venezuela, lo que nos queda a nosotros por delante es definitivamente el futuro.

Muchas veces yo reflexioné sobre una frase de Jean Paul Sartre, frase que dice: “Que el hombre es lo que hace”, el insigne pensador francés centraba en el hombre la esencia de la historia. Y afirmaba, el hombre es lo que hace.

Yo creo que la definición implícita en esa afirmación de Sartre, está en la vida de algunas personas y aquí en este momento, la mejor expresión de ella, fue la vida de Guillermo García Ponce, el hombre es lo que hace, la historia es lo que hace el hombre.

Pero solo el hombre trasciende y llega a ser factor determinante, en la historia, en la medida en que tiene una ideología, un pensamiento, y sobre todo en la medida en que es leal a ese pensamiento y en la medida en que es consecuente.

La consecuencia y la lealtad, y concluyo con estas afirmación que hice al principio, es lo determinante en la vida de Guillermo García Ponce, como fue también determinante en la vida de Willian Lara, como lo fue también en la vida del general Müller Rojas, y como lo será en cada uno de los que permanezcamos fieles a los principios, que no declinemos nunca en esa actitud, que lleguemos hasta el final, exponiendo la vida si es necesario, en función de lo que creemos.

Guillermo fue un ejemplo, pero no podemos vivir de la retórica de los ejemplos, es necesario interiorizar el ejemplo y el ejemplo que transmite Guillermo García Ponce, es —repito— lealtad y consecuencia. Seamos leales, seamos consecuentes para ser hombres dignos, mujeres dignas. El nos lega el ejemplo de luchar, luchó toda la vida, fundador de partidos, organizador, escritor, periodista, militante de la noche y del día, prisionero político, clandestino; hizo todo lo que puede hacer un hombre en función de lo que cree.

En el momento de despedir los restos de Guillermo García Ponce, nada más lógico que jurar frente a ellos, que esta Revolución no colapsará, que esta Revolución seguirá avanzando, que esta Revolución se hizo para siempre, para cambiar definitivamente a esta Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Periodista, José Vicente Rangel Que lo que acompaña a los restos de Guillermo García Ponce es la victoria del pueblo. Patria, socialista o muerte.

Asistentes ¡Venceremos! [aplausos].

[Comentarios del periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Presentador Decreto (…) que impone la condecoración… constituyente y camarada Guillermo García Ponce.

Asistentes [aplausos].

Presentador “Presidencia de la República. 13 de septiembre de 2010. Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

En cumplimiento del deber histórico de honrar a quienes con su esfuerzo, sacrificio y entrega han contribuido a la consolidación del supremo ideal de la felicidad y de la libertad del pueblo venezolano.

Considerando:

Que el compatriota Guillermo García Ponce fue un luminoso ejemplo de patriotismo, y de convicción revolucionaria a lo largo de toda una vida consagrada con pasión y desprendimiento a la causa de la patria socialista y liberada.

Considerando:

Que Guillermo García Ponce siguió durante toda su vida, el camino del ideal bolivariano, que lo llevó a formar parte de los más importantes movimientos de lucha popular de la historia contemporánea venezolana, siempre del lado de la causa, de los desposeídos y oprimidos.

Considerando:
Que la figura de Guillermo García Ponce se erige hoy como una estrella roja, en el firmamento de la patria emancipada, y que su ejemplo nos guía para continuar hoy más que nunca en la batalla por el socialismo, por la verdadera democracia, y por la justicia social.

Decreto:

Artículo Único: Confiero la Orden del Libertador en su Primera Clase, Gran Cordón al comandante Guillermo García Ponce.

Honor y Gloria.

Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos. Hasta la victoria siempre.

Ejecútese,

Hugo Chávez Frías”.

Asistentes [aplausos].

Presentador Imposición de la condecoración Orden Libertador, a cargo del Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

[Comentarios del periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez …unas palabras, Tania, Servando, hijas, hijos de nuestro querido camarada, combatiente, guerrero, comandante se le ha llamado y comandante es, hombre de armas, como bien lo calificaba José Vicente Rangel; un civil de armas, hecho soldado pues en la batalla; familiares, amigos, compañeros, José Vicente, Eleazar, Cilia.

Oyendo a José Vicente, de repente me llegó una verdad histórica, voy a decirlo así, Guillermo García Ponce nacía en 1925, 1925, Servando nació un poquito antes, 1923, y helo allí de pie, firme.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez José Vicente Rangel no es que nació mucho después, nació también por esos días, y helo allí firme.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y otros, y otras compañeros y compañeras que están ahora mismo en este recinto. Y cuando tu hablabas José Vicente como hablaste, yo recordaba a los últimos hombres de a caballo como los llamó José León Tapia, hombres en mayúscula, hombres y mujeres. No tengo duda que si Guillermo García Ponce, José Vicente Rangel, Servando García Ponce hubiesen nacido un poquitico antes, hubiesen sido parte de los últimos centauros de esta tierra, de los últimos hombres de a caballo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Mi abuelo al que José León Tapia, otro grande de esa generación de ustedes, recogiendo expresión de la sabana bautizó como el último hombre a caballo pero ese hombre es colectivo. Pedro Pérez Delgado moría en Puerto Cabello en el Castillo Libertador, en 1924, Servando tenía un año, estaba por nacer Guillermo y andaba por las sabanas del Guárico, esas sabanas que se llevó y sembró para siempre entre nosotros a Willian Lara, andaba ese guerrillero sempiterno, itinerante, inacabable que fue Emilio Arévalo Cedeño; estamos despidiendo físicamente a quienes pudiéramos llamar, ustedes, los primeros caminantes que bajaron del caballo pero siguieron la marcha. Y aquí están con nosotros, sobrevivientes de ese largo siglo que fue el siglo XX y entraron, como dice un poeta de ese otro, de ese otro gran caminante que es Fidel Castro, que nacía también por esos días.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Nacía también por esos días, un poquito antes y Fidel hubiese cabalgado junto a Maceo, junto a Martí, pero son esas las etapas de la historia, pero hay hombres que transitan una etapa y la otra, y la otra, son ustedes de esos hombres y mujeres.

Yo conocí a Guillermo García Ponce, bueno era una leyenda, porque yo soy parte, permítanme y perdónenme, pero tu te referías José Vicente, con tu sabiduría de siempre, a la confluencia de los hombres, del cuartel y los hombres de la montaña.

Yo transité una parte de mi vida con un pie en la montaña y un pie en el cuartel, y al final me quedé en el cuartel, pero yo sabía que algún día me conseguiría con los hombres de las montañas, con las mujeres de las montañas; estaba escrito, estaba dicho.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y henos aquí pues, despidiéndote camarada, comandante.

Nos hará falta su pluma, habrá que inventarla porque a nosotros en este tiempo, en este tiempo en el que estamos obligados a seguir batallando todos los días, todas las noches, sin tregua hasta el minuto final, como lo hizo Guillermo, como lo hizo Willian, como lo hizo y como lo hicieron muchos, Müller Rojas, como lo hizo Luis Tascón; a batallar hasta el último, último segundo.

Lo que nos falte pues, tendremos que inventarlo. Tu pluma nos faltará, a mi me faltará tu editorial de todos los días, pero seguiré por supuesto leyendo a Vea, todos los días, las primeras cosas que hago, leer a Vea, el Correo del Orinoco.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y después Ultimas Noticias, pero primero Vea, El Correo del Orinoco, y Ultimas Noticias que también es un periódico cuya objetividad está garantizada por ese insigne periodista que es Eleazar Díaz Rangel, y muchos otros, pero él como director.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ayer me decía Tania, que van a seguir ellas y sus hijas, y Servando, y todos al frente de Vea, permítanme, anótenme por allí en el último lugar, estoy con ustedes y estaremos con Vea, con ustedes que fue la última gran obra de García Ponce, el último legado de esa cantera inagotable de conocimientos.

A mi nunca se me olvidará cuando nos conocimos, al fin, después de tantos años, físicamente tendrían que pasar muchos años, casi, casi una vez, antes del 4 de febrero nos topábamos, Luis Beltrán Prieto, ese fue otro de los primeros caminantes, abridores de caminos de los senderos nuevos del siglo XX, casi, casi una vez, recuerdo que mi coronel general Trejo, me hablaba mucho de esa generación de hombres civiles, pero que también eran hombres de armas, pero al fin nos conocimos un día, después que salimos de prisión; y comenzábamos a crear el instrumento, el aparato político; la estructura política y ahí siempre estuvo la palabra crítica, orientadora de entre muchos compañeros, fíjense, Willian Lara de las nuevas generaciones pero estudioso de lo que es el partido, la importancia del partido, de la estructura y maestro entre los maestros; Guillermo, el partido, la unión, la unión de las distintas corrientes, la ideología.

Sigamos su ejemplo de pensador crítico, de creador, de estructurador, arquitecto, constructor, luz diría nuestro Señor: “Luz del mundo, sal de la tierra”.

Aquí estamos pues, y estamos obligados a seguir tu ejemplo, maestro, comandante, como lo seguiremos, jurando como estamos con José Vicente y todos los que aquí estamos delante de la patria, delante del pueblo.

No claudicaremos ante imperio, ni ante la apátrida burguesía venezolana, que pretende echar al traste con tantos años de sacrificio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Con tantos años de lucha y con una Revolución que apenas comienza a presentar después de colosales esfuerzos unos primeros y muy modestos logros en el camino hacia la redención de lo humano, que no es otra cosa, como dijo José Vicente, que el socialismo.

Prometí ser breve, y voy a serlo, pero intensa mi palabra, mis sentimientos, y nuestro compromiso.

Simón Bolívar, ese padre grande de todos y de todas, lo dijo algún día: La vida, oigamos esa palabra, la vida solo tiene sentido en cuanto sea gloriosa. Y agregaba después, la gloria, qué es la gloria, la gloria está en ser grande y en ser útil.

He allí un glorioso. Que en paz descanses pero sigues con nosotros, Guillermo García Ponce.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias compañeros, gracias compañeras.

Asistentes [aplausos].

[Comentarios del periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Presentador Invitamos al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez; a la Presidenta de la Asamblea Nacional, diputada Cilia Flores y demás integrantes de la Junta Directiva, y a los familiares del camarada Guillermo García Ponce, a la guardia de honor.

[Comentarios del periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Presentador

Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

[Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela].

Presentador Invitamos al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez; a la Presidenta de la Asamblea Nacional, diputada Cilia Flores y demás integrantes de la Junta Directiva, y a los familiares del camarada Guillermo García Ponce, a tomar asiento para escuchar la oración solemne, a cargo del padre Numa Molina, rector de la iglesia de San Francisco.

[Oración solemne a cargo del Padre Numa Molina].

[Comentarios del periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].